¿Qué es la Discalculia?

 

      El término Discalculia hace referencia a una alteración específica de la capacidad de aprendizaje de la aritmética, no explicable por un retraso mental o una escolaridad claramente inadecuada. En la Discalculia se diferencian las que son de origen “adquirido” (como consecuencia de un daño cerebral sobrevenido y que afecta a personas que ya sabían calcular) y las llamadas “evolutivas” que surgen en el curso del desarrollo y del proceso de aprendizaje, pero con características muy similares a las adquiridas.

      Dicho déficit afecta al aprendizaje de los conocimientos aritméticos básicos: adición (suma), sustracción (resta), multiplicación y división, más que a los conocimientos matemáticos más abstractos de álgebra o geometría. Además, aparecen  dificultades tanto en las habilidades lingüísticas (denominación de términos matemáticos, operaciones, así como la comprensión de problemas y su decodificación en operaciones) como atencionales, dificultad en el recuerdo de las reglas y signos matemáticos.

Clasificación:

      Kosc (1974) clasifica la Discalculia en seis subtipos:

–    Discalculia verbal: se refiere a las dificultades en nombrar las cantidades matemáticas, los números, los símbolos y las relaciones.

–    Discalculia practognóstica: dificultades para enumerar, comparar, manipular objetos matemáticamente.

–    Discalculia lexical: dificultades en la lectura de símbolos matemáticos.

–    Discalculia grafical: dificultades en la escritura de símbolos matemáticos.

–    Discalculia ideognóstica: dificultades en realizar operaciones mentales y comprensión de símbolos matemáticos.

–    Discalculia operacional: dificultades en la ejecución de operaciones y cálculo numérico.

Errores más frecuentes en niños que presentan Discalculia:

discalculia 3

Imagen extraída de: http://it.altervista.org/

      Vallés Arándiga (1993) realiza la siguiente concreción de los errores más comunes en niños que presentan dicha dificultad de aprendizaje:

a)       Números:

–      Identificación.

–      Confusión.

–      Inversión.

–      Ubicación.

b)     Seriación:

–      Repetición de números en una serie.

–      Alteración del orden disposicional de un número.

–      Omisión de números en una serie.

c)      Operaciones:

–      Inicio de las operaciones de izquierda a derecha incorrectamente.

–      Mezcla de una unidad con la decena, centena, etc.

–      Errores en el encolumnamiento.

–      Errores generales de multiplicar y restar.

–  Errores en la división: tomar dos cifras incorrectas y ubicar cifras incorrectamente en el resto y cociente.

d)     Problemas:

–      Incomprensión del enunciado.

–      Inadecuación del enunciado.

–      Globalidad deficiente o nula: problemas en el sujeto para una visión global de conjunto del problema en sí, sin percibir la pregunta o cuestión que se le plantea.

–      Automatismos operacionales deficientes.

e)      Memorización:

–      Incapacidad para recordar una sucesión temporal de números.

–      Inversión de la relación orden.

–      Alteración de las nociones de “antes-después”.

f)       Signos operativos:

–      Confusión en el valor de los signos +,-,x,=

g)      Representaciones gráficas:

–      Dificultades para concretizar mediante diagramas un conjunto.

–      Dificultad para comprender gráficos.

h)     No asociación objeto-numero.

–      Contar más deprisa que se asocia el número a cada objeto que se manipula o se indica, es decir la correspondencia se realiza deficientemente.

g) Conteo no comprensivo:

–  Se cuenta de manera mecánica y rutinaria.

j) Abstracción:

– Dificultades en la interiorización del número.

k) Errores de Conservación.

l) Errores de Reversibilidad.

Ll) Cálculo mental:

–      Dificultad para operar mentalmente, sin apoyo de objetos concretos.

Intervención:

      Es conveniente trabajar con estos niños/as ejercicios de seriación (ordenar números de mayor a menor y viceversa, etc.). Además, es de gran utilidad trabajar la noción de cantidad para que adquieran los conceptos de poco, mucho, bastante, mayor, menor, etc. Debido a la gran  dificultad que presentan estos niños/as con respecto a  las operaciones matemáticas, un recurso clave que les beneficiará en su aprendizaje es la utilización de ejercicios visuales, como por ejemplo: el uso del ábaco en los cálculos matemáticos, las fichas de dominó (que pueden emplear para realizar sumas y restas y facilitar su comprensión), planteamientos de problemas con apoyo de imágenes ilustrativas o bien objetos, etc.

      Otros ejercicios útiles son: descomposición y agrupación de números, dictados y copiados, realizar operaciones básicas (sumas, restas, multiplicación y división), practicar ejercicios de resolución de problemas de manera estructurado (leer y comprender el problema, anotar los datos, resolverlo y volver a revisarlo), practicar el cálculo mental para agilizar las operaciones sencillas, actividades del esquema corporal y de lateralidad ( arriba, abajo, detrás, delante, etc) y entre otros, ejercicios de memorización visual y atención selectiva.

Imagen

(Imagen obtenida de http://www.mundopsicologos.com)

Si su hijo/a presenta alguna de las características citadas anteriormente, puede contactar con nosotros para concertar una cita a través de:

Educa-me@outlook.com

Teléfono: 691212845

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s