Psicomotricidad.

 

psicomo

¿QUÉ ES LA PSICOMOTRICIDAD?
“La psicomotricidad es una disciplina que, basándose en una concepción integral del ser humano, se ocupa de la interacción que se establece entre el conocimiento, la emoción, el cuerpo y el movimiento y de su importancia para el desarrollo de la persona, así como de su capacidad para expresarse y relacionarse en un contexto social.
Partiendo de esta concepción se desarrollan distintas formas de intervención psicomotriz que encuentran su aplicación, cualquiera que sea la edad, en los ámbitos preventivo, educativo, reeducativo y terapéutico” (Federación de asociaciones de Psicomotricistas del Estado Español).
ÁMBITOS DE INTERVENCIÓN:

Educativa-preventiva (educación psicomotriz) : hace referencia a la práctica educativa dirigida a favorecer el desarrollo global del niño (a nivel físico, cognitivo, afectivo y social) y con ello, a prevenir posibles trastornos.
Reeducativa: Se encarga de reeducar aquellos procesos que se presentaron de manera errónea, o bien como lagunas del  desarrollo.

La educación y reeducación psicomotriz se dirigen a:
* Desarrollo de la lateralidad.
* Desarrollo del esquema corporal.
* Educación de la respiración.
* Educación de la relajación.
* Educación del equilibrio.
* Educación de la coordinación.
* Educación de la organización espacio-temporal.
* Educación del tiempo y el ritmo.
Terapéutica (terapia psicomotriz) : entendida como práctica terapéutica dirigida a corregir los posibles trastornos psicomotores. Entre ellos se encuentran:
* Trastorno del esquema corporal.
* Trastorno de la lateralidad.
* Trastornos del tono muscular: Hipotonía/hipertonía.
* Problemas de coordinación: dinámica y estática.
* Hiperactividad.
* Etc.
¿ QUÉ BENEFICIOS APORTA LA PRÁCTICA PSICOMOTRIZ AL NIÑO/A?
A través de la práctica psicomotriz se busca que el niño/a experimente de manera placentera las acciones que desarrolla durante el juego libre. En la práctica psicomotriz se tratan el cuerpo, las emociones, el pensamiento y los conflictos psicológicos, todo ello de una manera lúdica a través de las acciones de los niños: de sus juegos, de sus construcciones, simbolizaciones y de la forma especial de cada uno de ellos de relacionarse con los objetos y los otros.
En concreto, podemos encontrar los siguientes beneficios:
– Conciencia del propio esquema corporal.
– Dominio del equilibrio tanto dinámico como estático.
– Adecuado control de la respiración.
– Adecuada orientación espacio-temporal.
– Afianzamiento de conceptos planteados en el ámbito educativo.
– Mejora de la creatividad y la expresión de una forma general.
– Desarrollo del ritmo y de la marcha.
– Mejora a nivel cognitivo: atención, percepción, memoria.
– Dominio de los planos horizontal y vertical.
– Discriminación de colores, formas y tamaños.
– Desarrollo social.
– Etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s